Archivo de la categoría: lugares

Lugares (San José – Entre Rios)

San José, Entre Ríos. Cuna de la inmigración europea
A 360 Km del Obelisco se halla la ciudad de San José, de poco más de 15 mil habitantes, ubicada en el centro este de la provincia de Entre Ríos, a 10 Km. de Colón, cabecera del departamento, unidas por la ruta provincial Nº 130. Se comunica con la Republica Oriental del Uruguay a través del puente Internacional “Artigas” que une Colón con la ciudad uruguaya de Paysandú mediante la ruta Nº 135. Ambas ciudades, junto a las vecinas Villa Elisa, Liebig, Ubajay, San Salvador y General Campos, entre otras más pequeñas pero no por eso menos importantes, integran una aglomeración que componen la denominada Microrregión “Tierra de Palmares”, fortalecida desde 2007 por los gobiernos locales, que tuvieron la firme decisión política de impulsar un desarrollo turístico, económico, y productivo singular para la provincia de Entre Ríos.
A 45 Km de San José se sitúa el Parque Nacional “El Palmar” que de alguna manera impregna a ésta y las demás localidades que a su vez, pertenecen al denominado corredor del Río Uruguay, cuyas localidades son atravesadas por la Ruta Nacional 14 que ante la nueva obra de la autovía, se conectan en pocas horas con Capital Federal.
La Colonia San José, como se la conoció en sus orígenes, nació por iniciativa del General Justo José de Urquiza y fue fundada el 2 de julio de 1857, fecha que se conmemora anualmente con una celebración de carácter especial: La Fiesta Nacional de la Colonización. Es allí donde el pueblo se vuelca a las calles de la plaza céntrica, cuyo nombre evoca al fundador y en varios días de fiesta se recuerda a los inmigrantes europeos que la poblaron provenientes en su mayoría de Suiza, Francia e Italia culminando con un gran desfile típico y espectáculos con artistas nacionales.

Principales atractivos
Playas, termalismo, historia y alojamientos homologados son los pilares fundamentales de la oferta turística de San José. En 2010 la ciudad fue elegida para aplicar directrices de calidad en gestión, siendo el único municipio de Entre Ríos en contar con ellas y uno de los pocos del país. Desde 2011 la ciudad cuenta con 1300 plazas de alojamientos habilitados por el municipio y muchos con homologación provincial o en camino a obtenerla. El mes de enero y los principales feriados largos como semana santa entre otros y las vacaciones de julio la ciudad colma su capacidad de alojamientos, derivando turistas a otras localidades.

Playas
Sobre las aguas del río Uruguay costeadas por extensiones de arena limpia y clara, la playa de San José se muestra ideal para disfrutar de un clima veraniego familiar. Un camping de excelentes condiciones ofrece al visitante un sitio encantador rodeado de naturaleza y con todos los servicios. El Balneario Camping Municipal de San José es reconocido por su particular belleza natural, y sus playas se encuentran homologadas con certificación de calidad.

Termas
Si bien el complejo Termas San José comenzó siendo un destino principalmente para invierno, desde la implementación de los primeros juegos acuáticos y las piscinas cubiertas, se ha convertido en un destino que es visitado durante todo el año.

Museo
La ciudad cuenta además con múltiples atractivos entre los que se pueden citar el Monumento Nacional Molino Forclaz, Licorería Bard que ofrece una visita guiada recorriendo sus más de 100 años de historia. El  Tiro Federal de San José, primer polígono del país, un reservorio de piedras semipreciosas y una de sus joyas más preciadas: El Museo Histórico Regional de la Colonia San José, que ofrece un recorrido por la historia de la inmigración europea que fundó la colonia a mediados del 1800. La muestra permanente “Nuestros Abuelos Los Pioneros” explica perfectamente el proceso iniciado por el General Urquiza en una sala de gran nivel que expone piezas donadas por descendientes de los inmigrantes fundadores.

En cualquier momento del año es recomendable visitar San José, recorrer sus calles, visitar sus atractivos, museos, tanto histórico como de ciencias naturales, recorrer sus calles, su plazas y conocer a su gente, cálida, sencilla, cordial, y siempre orgullosa de su origen, pero mirando hacia el futuro.

El Delta que no conocemos

Muchos han ido a pasar un domingo a Tigre. Dieron una vuelta por el Paseo Victorica, fueron de compras al Puerto de Frutos, hicieron un picnic en la costa; por qué no algún paseo en catamarán o en lancha colectiva, en fin todas las actividades tan representativas de esta ciudad, puerta de entrada al Delta del Paraná.
Fuera de esto hay otro Delta por descubrir; sin ir demasiado lejos. Recordemos que sólo una parte de las islas corresponden a la prov. de Buenos Aires y de esa porción sólo la primera sección (la más turística) pertenece al partido de Tigre, pero aquí voy a dejar de lado las “soberanías” de cada partido y provincia y voy a hablar del Delta como un todo.
En esta oportunidad, voy a escribir sobre los paseos de Gonzalo; uno de los personajes de las Islas si los hay. Tuvo sus primeros contactos con la zona de chiquito, cuando sus padres compraron una casa en “el Tigre” para pasar los fines de semana y épocas estivales. Ya de grande y recibido de arquitecto decidió viajar por el mundo y se radicó en Dinamarca. Años más tarde, aburrido tal vez del sedentarismo, volvió a partir, pero la brújula esta vez lo llevó al sudeste asiático. Los ríos de Vietnam fueron recorridos por el casi de memoria, llevando turistas, en su mayoría provenientes de los países nórdicos.
Cumplido un siclo regresó a su tierra de origen y hoy vive en los Bajos del Temor, donde las islas avanzan sobre el Río de la Plata.
Pocos conocen estos ríos como Gonzalo, quien nos ofrece sus historias y sus conocimientos. Opciones de recorridos hay muchas, algunas incluyen caminatas, almuerzos o simplemente parar a tomar algo. Podrán ser testigos del avance de las islas, recorrer estas tierras nuevas, su biodiversidad. Como contracara de esto la destrucción del hombre y su afán por transformar la naturaleza (me refiero a algunos emprendimientos inmobiliarios)
Otra alternativa son los ríos y arroyos testigos de los tiempos de apogeo, de las grandes plantaciones de mimbre, frutas, madera. Si navegan el Carapachay, el Caraguatá, el Espera, entre otros; podrán ver esas casas isleñas de antaño que reflejan una época.  Uno de los máximos exponentes de esos tiempos es la quinta Noé, parquizada por el mismo Thays.
Otros paisajes vemos al cruzar el imponente Paraná de las Palmas, aquellas casas de veraneo, de fin de semana ya casi quedaron atrás y sólo se ve entre los árboles alguna vivienda de madera, con perros correteando, chicos tirándose del muelle aprovechando las olas como su máxima diversión, alguna chata cargando madera para llevar al puerto de frutos y mujeres fregando ropa.
Lo importante es que siempre, en cualquier opción elegida no sólo contemplaran los paisajes, sino que serán parte de los mismos; percibirán olores, sabores, colores;  los que varían muchísimo de una estación a otra.

Lugeres (San Telmo)

Cómo sabrán aquellos que además de seguir el Blog, me siguen en Twitter, días atrás estuve dando unas vueltas por el barrio porteño de San Telmo.
Un lugar que encierra mucho de nuestra historia y es visita obligada para aquellos turistas que pasan por Buenos Aires, aquí pueden disfrutar de un barrio arquitectonicamente antiguo de casonas grandes, amplios patios que se mezclan con modernos edificios.
Además de la historia que encierra este barrio, se puede encontrar también mucha historia en los articulos que allí se pueden comprar en los distintos locales o en la ya famosa Feria de la Plaza Dorrego, sin dejar de lado el Mercado de San Telmo.
Colecciones de juguetes, propagandas, discos de pasta, radios, marquillas de cigarrillos, cajitas de fósforos se juntan con la ropa de diseño de autor, los restaurantes y pubs de variadas temáticas, con los locales de diseño moderno y, también algún que otro artista callejero que nos regala un tango (bailado o cantado), hacen de San Telmo un lugar con impronta propia que se distigue del resto de la ciudad, a pesar de estar a escasas cuadras del Microcentro.
No podemos dejar de lado la Manzana de las Luces, La Iglesia de Santo Domingo, El viejo Almacen, por nombrar alguno de los edificios históricos que también forman parte de este barrio.
Si alguien que lee este blog no conoce todavia el barrio, lo invito a visitarlo que sin dudas será de su agrado y para aquellos que ya lo conozcan, nunca esta demás repetir una visita. Comparto con ustedes algunas fotos que tome que fueron publicadas en Flikr que podés verlas haciendo click aca.
Tambien, para aquellos que quieran conocer un poco mas sobre la historia del barrio dejo una página para que puedan seguir leyendo.
Espero que este post  haya sido de tu interés y como siempre digo, espero tus comentarios ya sea acá en el Blog, en la pagina de Facebook o en Twitter y estar más en contacto.
Un saludo y hasta la próxima.

Lugares (Museo de Jorge Mehring)

Fachada del MuseoPor cuestiones de trabajo , me toco visitar la ciudad de Rafaela en Santa Fé; lugar muy bonito por ciert0 y digno de ser visitado.
Allí buscando un lugar para almorzar nos recomendaron una rotisería que además quedaba cerca del hotel donde nos alojabamos. Allí nos encontramos con una particularidad ya que allí también funciona un museo privado  del dueño de la misma; y, según nos comentó, el museo es fruto de 40 años de recolección de datos y cosas, comenzando desde  marquillas de cigarrillos , estampillas y cajitas de fósforos, y luego se fue haciendo de todas las cosas que hoy posee el Museo.
Entre las colecciones y objetos exibidos podemos mencionar:
– Mojón de hierro plantado pr la Compañia de Guillermo Lehmann
-Banda de la Logia  Masónica “La Antorcha” de Rafela                                                        -Elementos de la Segunda Guerra Mundial                                                                            -Cámaras fotográficas, desde las primeras hasta la era digital
-Fonógrafo y tocadiscos de diferentes marcas
-Cuadros con billetes desde 1741, acuñaciones provinciales
– Calienta cama  (scauda letto) de los primeros pobladores
-Máquinas de escribir, calculadoras y elemetos de escritorio
-Vasijas, boleadoras, lanzaderas hachas puntas de flechas
-Radios a válvulas, eléctricas o batería hasta llegar a las FM
-En el patio, se pueden ver gran variedad de cactus que estan entre algunos elementos del  antiguo ferrocarril.                                                                                                                               Todo esto acompañado por los relatos que Mehring nos da sobre la historia de cada objeto de su colección.                                                                                                                                     Esto hace que el museo sea catalogado com polifacético.
Y, como si esto fuera poco, mientras esperas la comida, podés leer cualquiera de los libros de la extensa biblioteca que también posee, pudiendo optar por economía, historia, y muchos temas mas.
Sin ningún lugar a dudas este museo guarda gran parte de la historia de la ciudad de Rafaela y todo gracias a la pasión de un coleccionista . Desde ya si en algún momento visitas la ciudad de Rafaela, te recomiendo que pases por este museo que vale la pena ser visto. El museo esta en la calle  Urquiza 154.
Te dejo un enlace a Flickr para que puedas ver algunas fotos que alli saque. Se que el tema mucho no tiene que ver con la tecnlogía y las redes sociales, pero me parceció muy intesante mencionar este museo armado integramente por la pasión de una persona. Espero que te haya gustado el post y como siempre te digo espero tus comentarios y sugerencias,  de temas a tratar en este blog, y si querés escribir algun post, estás invitado. Saludos y hasta la próxima.